Hoy más que nunca necesitamos una generación que entienda que no se trata de ellos, si no se trata del reino de Jesucristo y de su causa y es nuestra misión levantar una generación que sabe la importancia de morir a sus deseos y vivir por el corazón de Dios y este congreso nos enfocamos en esto en avanzar la causa de Jesús no nuestros propios motivos nuestra propia agenda no se trata de eso se trata de la agenda del cordero de Dios que Jesucristo.